Lubricantes - Nota 2
¿Qué función cumplen los aditivos en un aceite de alta calidad?

En la nota pasada hacíamos una descripción de 4 puntos importantes para lograr que un lubricante de motor sea considerado de alta calidad. El punto número 2 hablaba de lo siguiente:

La calidad de las materias primas

Nos caracterizamos por utilizar los mejores aceites bases del mundo, y a la vez también el mejor paquete de aditivos que se agrega a la base.  Liqui Moly es líder en calidad de aditivos para motores, esto da como resultado un lubricante de excelencia en calidad y performance. Un lubricante Liqui Moly posee en su formulación un 75% de aceite base  y un 25% aditivos mejoradores de la base (promedio).

segunda-parte-aceite-de-alta-calidad-404-177

A continuación ampliamos cuales son los aditivos más importantes que se le agregan a la base del aceite para así lograr en el final del proceso de elaboración un lubricante apto para proteger un motor.

Aditivos que tiene  un lubricante:

Detergente / dispersante:
Ayuda a mantener limpio todo el circuito del aceite de residuos generados por la combustión y presencia de lubricante usado.

Agente anti - espumante: Evita la formación de espuma excesiva (burbujas) que pueda comprometer la lubricación.

Mejorador de viscosidad: Mantiene estable la viscosidad del aceite principalmente a elevadas temperaturas. Mejora el sellado, la presión de aceite y la compresión.

Reductor del punto de fluidez: Mantiene la viscosidad del aceite estable a bajas temperaturas, otorgando un buena lubricación cuando el motor no llegó a su temperatura de trabajo.

Punto de inflamación: Evita la quema del aceite a altas temperaturas, le otorga al lubricante una mayor resistencia en puntos críticos (cilindro).

Inhibidor de corrosión:
Ayuda a mantener el lubricante en buen estado durante su período
de uso. Elimina los residuos generados por la combustión.


Inhibidor de oxidación:
Ayuda a mantener el lubricante en buen estado durante su período de uso. Disminuye los efectos de la condensación en el motor.

Extrema presión:
Mejora la calidad del aceite otorgándole una mayor resistencia a las presiones que se ejercen en el motor.

Modificación de fricción:
Le otorga al lubricante una mayor capacidad de lubricación evitando un mayor desgaste de las piezas metálicas.

Sin los aditivos, el aceite no serviría para proteger los motores actuales. Liqui Moly, líder en fabricación de aditivos de alta calidad asegura en la formulación de sus lubricantes el  mix de aceite y aditivos más eficiente. De esta manera, no solamente cumple con las homologaciones más exigentes, sino que garantiza una excelente performance del lubricante durante todo el intervalo de uso. Este hecho distingue en general a un lubricante normal de uno excelente.  Invertir en un lubricante Premium es una inversión inteligente.

Más adelante hablaremos de la importancia de las homologaciones y normas de institutos internacionales y fabricantes de motores.