La diferencia se nota ya al cargar el aceite: los aceites Molygen New Generation de LIQUI MOLY no son de color amarillento, sino son verde brillante.

18739297_10158768203090243_5434941405779889134_o

El color verde indica que se trata de una protección especialmente fuerte, que reduce la fricción en el motor hasta un 15 por ciento y el desgaste incluso hasta un 30 por ciento.
La protección la llevan a cabo los así llamados modificadores de fricción, más exactamente, una combinación de varios de estos modificadores a base de tungsteno. Los modificadores de fricción son sustancias químicas activas, que alisan las superficies metálicas en el interior del motor y compensan las irregularidades microscópicas. Así se reduce la fricción en el motor y con ello también el consumo de combustible. Además protegen contra el desgaste. En comparación con los aceites de motor convencionales de la misma calidad, reducen el desgaste hasta en un 30 por ciento.
Esto adquiere vital importancia en la conducción en ciudad con paradas y arranques constantes. Cuando se apaga el motor en el semáforo, la lubricación se estanca. Al volver a arrancar, se corre el peligro de aumentar el desgaste. Aquí es donde se nota la protección especial de Molygen New Generation. Esta protección prolonga la vida útil del motor y hace disminuir el riesgo de averías y reparaciones.
La línea de productos Molygen abarca cinco aceites de motor verde fluorescente que están disponibles en los siguientes grados de viscosidad: 5W-20, 5W-30, 10W-30, 10W-40 y 5W-40.
Ahora tenemos disponible en el país la viscosidad 5W-30 de esta línea de aceites, en envases de 1L y de 4L. Mas info aquí.