Los aditivos de combustible de Liqui Moly, especialista en aditivos, reducen el consumo de combustible en flotas de ómnibus en más de 3 por ciento y 335 toneladas de CO2. El ahorro potencial en costos operativos para flotas grandes es de millones. Este estudio fue realizado en Alemania con combustible alemán; los ahorros en Paraguay podrían ser aún mucho mayores según los expertos.

Liqui Moly ha verificado muchas veces que la utilización de sus productos puede resultar en la optimización de costos en flotas, y gustosamente asesora sobre como se pueden logar aún mayores reducciones.

Los productos Liqui Moly reducen el consumo, bajan las emisiones de gases nocivos, reducen los costos de reparaciones, resultando esto en una reducción de los costos operativos. Este es el resultado positivo que se ha obtenido en la empresa Stadtwerke Ulm/Neu-Ulm (SWU) (empresa municipal) del sur de Alemania en un estudio de un año de duración, que fuera realizado en conjunto con LIQUI MOLY. El estudio incluyó siete ómnibus que realizaron un aproximado de 440.000 km durante el tiempoo de estudio, utilizando los aditivos de combustible Liqui Moly.

"En este momento, en el cual muchas ciudades alemanas están discutiendo si prohíben la entrada a las ciudades de vehículos que producen altos niveles de contaminación y de emisiones, quisimos marcar una diferencia y lo logramos", dijo el director técnico de la central de SWU Ingo Wortmann, al momento de informar sobre los resultados muy positivos del estudio. Siendo un ente público, SWU atrae mucha atención, y es por lo cual siempre ha buscado una mejora en la operación de su flota, apuntando a una mayor economía y con un menor efecto negativo en el medio ambiente. Si toda la flota utilizara los aditivos Liqui Moly, las emisiones de CO2 se reducirían en 335 toneladas por año. Un ejemplo del técnico de aplicación fr Liqui Moly que dirigió el estudio, Reiner Schönfelder, ayuda a comprender este número abstracto: "Usando aditivos Liqui Moly en tres buses articulados, las emisiones de CO2 bajarían de tal manera que un auto con un motor 1.9 TDI se convertiría como resultado en prácticamente neutro con respecto a las emisiones de CO2". La utilización de los aditivos Liqui Moly podrían resultar en la neutralización con respecto al CO2 de aproximadamente 27.900 automóviles, si fueran utilizados en los aproximadamente 83.600 ómnibus que circulan en Alemania.

"Las personas deberían considerar cuanto pueden ayudar al medio ambiente con solo un aditivo de combustible Liqui Moly," indica Ernst Prost, CEO y director de LIQUI MOLY. "Solo en Alemania tenemos casi 1.5 millones de ómnibus y camiones de más de 2.8 toneladas registrados, y podemos mejorar el rendimiento de la combustión en sus motores con un método muy sencillo, ayudando así a reducir unas 5 millones de toneladas de dióxido de carbono por año. Esta es una cifra increíble! El impacto medioambiental es menor y contribuimos a la salud de la gente y de generaciones futuras", dijo Prost. "El estudio se ha realizado con ómnibus durante un año, pero la historia es la misma para cualquier flota de camiones, maquinaria agrícola, de movimiento de suelo, industria en general, automóviles y vehículos comerciales livianos, no solo desde un punto de vista de ahorro de combustible y reducción de emisiones, sino que también de rendimiento del motor, tiempo de parada para mantenimiento, reparaciones, tiempos no productivos que son costosos para cualquier compañía. El mismo principio aplica para todos los vehículos y maquinarias, y lo podemos probar una y todas las veces".

Este pequeño estudio es de gran importancia económica, mientras que por un lado los pasajeros de Ulm, con una población de 120.000 personas y su ciudad vecina con 50.000 ciudadanos estarán agradecidos por la reducción del impacto medioambiental, SWU también se fija en el aspecto económico. Durante el estudio los vehículos consumieron 3,2% menos de combustible - un número pequeño pero de gran impacto - de acuerdo a cálculos realizados por el gerente de flota Helmut Schneider: "Actualmente requerimos de 4 millones de diesel por año para mover la flota. Utilizando el aditivo de Liqui Moly ahorraríamos 128.000 litros de combustible. Si tomamos el precio actual del diesel al momento del estudio y el costo del aditivo, aún estaríamos ahorrando aproximadamente 95.000 Euros al año".
Gracias a los aditivos Liqui Moly los motores reciben mejor cuidado, con por ejemplo los inyectores y la cámara de combustión limpios. Esto quiere decir que la probabilidad de tener que realizar costosas reparaciones se reduce, y la vida útil de los motores aumenta, con lo que nuevamente se ahorra dinero. "El foco está siempre en los costos", dice Wortman, "porque queremos bajar el déficit y al mismo tiempo ofrecer un transporte urbano de alta calidad". Otras flotas de Ulm y alrededores, a más de los ómnibus de la ciudad, también pueden obtener beneficios de este desarrollo, de acuerdo al director de SWU-Verkehr. Desde que se ha realizado el estudio el taller de SWU ha atendido y mantenido adicionalmente a vehículos de unas 50 flotas regionales y municipales, además de sus propios 70 vehículos.

El especialista en aditivos Liqui Moly ha obtenido invalorables datos prácticamente en su puerta: Siete ómnibus, incluyendo cuatro buses articulados, recorrieron aproximadamente 440.000 km bajo condiciones extremas. La topografía Ulm, situada al sur de Alemania, ha jugado un papel especial en el estudio: "Tráfico de ciudad, viajes interurbanos, rutas planas y montañosas y todo tipo de condiciones climáticas han convertido a este estudio en algo realmente exigente", confirma Schönfelder. Cada ómnibus ha realizado rutas distintas, y con choferes distintos.
LIQUI MOLY absorbió el costo de los aditivos durante el estudio, y al mismo tiempo hubo muy poco esfuerzo de personal para SWU, ya que un litro de aditivo es suficiente para 300 litros de combustible diesel. La cantidad necesaria fue agregada directamente al tanque de combustible del vehículo al momento de cargar combustible.

Desde un punto de vista matemático y medioambiental, solo sería lógico que los servicios de transporte y operadores de flotas apliquen este conocimiento, de acuerdo al Director-Gerente de LIQUI MOLY Ernst Prost, quien sugiere a los políticos: "Quizás los políticos de los distintos países puedan realmente marcar una diferencia en este punto. Todos hablan de protección medioambiental - nosotros estamos haciendo realmente algo al respecto y está funcionando", dijo Prost.

LM Truck