El Injection Reiniger de LIQUI MOLY acaba con los sedimentos del motor naftero y restablece la potencia de la que disponía al principio.

Se trata de un proceso lento: Con el paso de los años, el motor va perdiendo cada vez más potencia. El consumo de combustible y la emisión de gases contaminantes aumentan. La culpa la tienen los sedimentos presentes en el interior del motor que entorpecen la combustión. En los motores de gasolina el remedio lo pone Injection Reiniger de LIQUI MOLY.

La combustión de la gasolina en el motor nunca es del todo limpia. Siempre quedan restos de combustión que se depositan en el sistema de inyección y que dificultan el correcto rociado de la gasolina. Con ello la combustión empeora también y se forman más rápidamente los sedimentos: un círculo vicioso. Cuanto más años tiene el coche, mayor cantidad de incrustaciones arrastra en su interior. Y cuanto peor es la calidad de la gasolina, mayor cantidad de sedimentos se genera. Al igual que el fuego se propaga mal y emite gran cantidad de humo cuando la madera está mojada, algo similar ocurre con la gasolina de calidad inferior en el motor.

No es difícil recuperar la potencia y los valores de consumo originales. Tan sólo hay que agregar Injection Reiniger de LIQUI MOLY en el depósito de gasolina. Siempre que el motor esté en marcha, las sustancias activas de efecto limpiador se juntan con la gasolina en el sistema de inyección y disuelven las incrustaciones. La suciedad que se suelta se quema en el motor y se evacúa en los gases de escape. La cámara de combustión vuelve a estar limpia. Cuando se trata de suciedad persistente puede que se haga necesario aplicar una lata de Injection Reiniger en varios repostajes de combustible consecutivos. También se puede utilizar el Injection Reiniger de manera preventiva: Aplicándo una lata cada 2000 kilómetros, se evita que los sedimentos se formen.

Inyectores sucios vs. Inyectores tratados con Injection Reiniger Inyectores sucios vs. Inyectores tratados con Injection Reiniger

El Injection Reiniger de LIQUI MOLY se sometió a pruebas por parte de APL (Automobile Prüftechnik Landau), un instituto alemán que realiza sobre todo pruebas en motores para fabricantes de automóviles. Al principio, los ingenieros mostraban su escepticismo respecto al efecto de los aditivos Liqui Moly. Pero los resultados de las pruebas les convencieron, y de manera tal que ellos mismos utilizan ahora Injection Reiniger para evitar la formación de sedimento es sus motores de prueba.

En su país de origen, Alemania, LIQUI MOLY es líder indiscutible en el mercado de aditivos.