Los aditivos son vitaminas para su coche, sin ellos no se puede estar bien.

Los aditivos aportan limpieza y protección anticorrosión, lubricación estable y estabilidad térmica. Incluso los aceites de motor minerales más simples, que no pueden cumplir hoy con los requisitos de los motores modernos, están compuestos de un 15% de aditivos. Este porcentaje llega en los aceites modernos, como los aceites de motor sintéticos, al 30%. Quizá no lo sepa todavía: Al cargar combustible está cargando también aditivos. Los combustibles modernos de buena calidad contienen también aditivos, por ejemplo, para mejorar la cualidad antidetonante de la gasolina o para hacer el diésel menos sensible a las bajas temperaturas.

Con los aditivos de LIQUI MOLY, está usted protegiendo su motor, reduciendo el consumo de combustible y ahorrando dinero contante y sonante. Nuestros aditivos para aceite limpian el motor por dentro, reducen el consumo de aceite y protegen de corrosión. Son aptos tanto para motores de gasolina como para motores diésel y ayudan a restablecer la potencia original del motor de su vehículo. Nuestros aditivos para gasolina y diésel mantienen limpio todo el sistema de combustible y garantizan una combustión y compresión óptima.

Todos nuestros aditivos tienen un beneficio común: Ayudan a limpiar y mantener a punto el motor y el sistema de combustible, por completo. Además, ayudan a alargar la vida útil del motor y a disminuir el consumo de combustible. De manera que el uso de aditivos no sólo cuida sus finanzas, sino también el medio ambiente.

 

Aditivos para coches Aditivos para motos Aditivos para camiones
A los Aditivos para coches A los Aditivos para motos A los Aditivos para camiones